El beso de Judas / Gottfried Helnwein

miércoles, 3 de agosto de 2011

Brillantina escuálida de foyer, pegada en el sudor y en el perfume de la transa. Tras la máscara, escondiendo pústulas sufragantes, pieles sin piel elogian todo como viene en un sólo y único pensamiento. Aplausos y más aplausos, también tras bambalinas, entre descorches, discursos, sonrisitas, salutaciones; la insanía está en cartel, bien satisfecha.
Hay sala llena -también esta noche- en la luna de Valencia.

1 comentario:

  1. Por fuera de la muralla, esperando sin saber qué, autodestruyendose por cobardía, miedo de la sencillez,inquieta búsqueda del no sé qué, pero que es culpa de otros, disfrazando con brillos lo que se niega a vivir.

    ResponderEliminar